Lo creas o no, el vidrio está hecho de arena líquida. Puedes hacer vidrio calentando arena ordinaria (que en su mayoría está hecha de dióxido de silicio) hasta que se derrita y se convierta en un líquido Cuando la arena fundida se enfría, no vuelve a convertirse en la materia amarilla arenosa ...